martes, 31 de enero de 2006

El extraño caso del cliente que no tenía dedos

Hoy han conseguido ponerme nerviosillo (señal de que me estoy saturando)

En un cliente que ha tomado una actitud bastante poco colaboradora, dos personas han sido incapaces de escribir correctamente su DNI y su clave que era tan difícil como 123456. Ellos no podían acceder al sistema, mientras yo desde la oficina podía acceder perfectamente utilizando sus usuarios.

Yo ahora me pregunta ¿realmente ha ocurrido así? ¿hay otras explicaciones?

Hipotesis 1: Se les mete en la cabeza que falla, quizá los primeros intentos realmente no funcionan porque la clave no está correctamente generada, y después ya no creen que vaya a funcionar aunque yo les asegure que accedo con su usuario, por lo que su mente obliga a sus dedos a pulsar otras teclas.

Hipotesis 2: Existe un fallo extraño, oculto y aleatorio que hace que cuando intentan identificarse frente al servidor les diga DNI o contraseña errónea, mientras si lo intento yo me deja.

Esa tarde entro con cada uno de sus usuarios, saco un pantallazo con sus datos personales, se los envío a cada uno. A la mañana siguiente entran al sistema sin problemas.

Hipótesis A: la hipótesis 1 era cierta y mi correo ha derribado su bloqueo mental.

Hipótesis B: la hipótesis 2 era cierta y al día siguiente el fallo no se manifiesta. De hecho me preguntaron ¿habéis cabiado algo que ahora sí funciona? yo me he quedado con las ganas de decir: "Sí, hemos cambiado los muñones por deditos" Pero como me dicen en el trabajo, soy un poco cobarde.

2 comentarios:

Vicent dijo...

:-D JAJAJAJAJA

Muy buena, la respuesta final que te has callado...

¿En serio te llaman cobarde? Más bien, yo diría prudente... Además, ya tienes todo un blog para desahogarte, y yo creo que no te cortas demasiado.

Esta ha sido una de las mejores anécdotas que he leído en tu blog.

No te satures, pero sigue trayendo cosas como esta...

Lio dijo...

Amb eixa expresió: "...ponerme nerviosillo" i alguna cosa més, em recordes a un personatge dels Simpson.
Dit amb apreci. Saps qui?